¿Has pensando el porqué no cumples tus propósitos?

¿Has pensando el porqué no cumples tus propósitos?

¿Es posible cumplir nuestros propósitos?

¿Sabías que…

el 95% de las personas rompe con sus propósitos de Año Nuevo después del 15 de enero?

Algo así como 9 de cada diez personas.

95% de las personas no cumplen sus propósitos de año nuevo

¿Te gustaría ser parte del 5% que sí los logra? Seguramente estás impaciente por saber cómo se hace. Pensemos…fuimos dos semanas al gym, no comimos harinas, madrugamos, comenzamos a leer un libro o vimos diferentes opciones para aprender un idioma. Déjame adivinar ¿inglés?

Pero ya se pasó un poco la emoción del momento ¿te suena? Volvimos a nuestra vida normal, a la rutina de todos los días. Esos sueños de “ todo va a ser diferente” se fueron por la borda ¿por qué? ¿por qué no podemos tener los mismos deseos todo el año para así lograr nuestras metas?

¿Qué nos está deteniendo para lograrlo?

Resulta que el cambio que estamos proponiendo no es demasiado fuerte como para resistir las tentaciones que el ritmo de la vida nos pone todos los días en nuestro camino, por esa razón estamos experimentando situaciones que no nos gustan, pues son placeres momentáneos.

¡Estamos de vuelta! Repetimos nuestros patrones y conductas anteriores en absolutamente nada de tiempo. Tenemos un inconveniente, o varios; el primero: hicimos solamente un cambio en nuestro comportamiento, pero no en nuestra personalidad, la cual podemos modificar cambiando nuestros hábitos.

Principio fundamental

Los humanos tenemos una fuerte persistencia en nuestra personalidad, pero quién o qué la define: nosotros mismos, pero con base en las creencias (referencias que viene del exterior) y, por supuesto, nuestros hábitos.

¿Conoces la historia de la rana y el escorpión?

Me gustaría compartirla contigo:

Cuentan los antiguos que un escorpión quería cruzar el río Niger, pero no sabía cómo, entonces vio pasar por ahí a una ranita y le preguntó:

“ Me puedes dar un ride al otro lado del río, pues quiero visitar a mi familia”

A esto la ranita contestó “¿Me crees tonta? Eres un escorpión, y los escorpiones pican a las ranas”,

a lo que el escorpión contestó: “”si yo te pico me hundo contigo y los dos morimos, así no voy a ver a mi familia”

La rana pensó que el escorpión tenía razón y le pidió que subiera a su espalda, entonces los dos comenzaron a cruzar el río.

Cuando llegaron a la mitad, el escorpión picó a la rana. La rana le preguntó “¿por qué hiciste eso? Por tu culpa los dos vamos a morir." Entonces el escorpión contestó “no puedo hacer nada, yo soy un escorpión y los escorpiones picamos a las ranas”.

Pérdida de peso

La motivación es esencial

¿Por qué toco el tema? Por que el rey de los propósitos de Año Nuevo es bajar de peso. Aquí inicia el problema ¿Cómo voy a motivar a mi cerebro a que pierda algo si siempre estoy pensando que soy un gordo? Algo muy parecido a lo que le paso al escorpión, que creyó que iba a picar a la rana por su naturaleza de escorpión. El perder lo estamos asociando con dolor, así la motivación puede estar solamente a corto plazo ¿no crees?

Entonces… ¿Qué debemos hacer?

Visión

Tener una visión de lo que queremos  lograr y un propósito que nos mueva realmente a lograrlo, por ejemplo,

*Visión: Quiero ser atractivo y tener un cuerpo atlético.

Propósito: Ser atractivo para el sexo opuesto; es decir, encontrar una pareja.

*Visión: Quiero una vida sana y llena de energía.

Propósito: Jugar con mis hijos y nietos o disfrutar con mi pareja a cierta edad.

En resumen: Vemos cómo los años pasan y los propósitos también, pero ¿ por qué no funcionan? Todos los años hacen lo mismo: “locura es hacer exactamente lo mismo y esperar resultados distintos.

¿cómo? pensando toda la vida que somos escorpiones y que picamos ranas.

Siguiendo estas 5 indicaciones lo puedes lograr

1.- Entender quiénes somos y quiénes queremos ser; es decir, vernos en el presente

y visualizarnos en el futuro

2.- Analizar cómo las personas han logrado y llegado hasta donde están (hablando

de nuestros modelos a seguir), qué es lo que hacen diariamente

3.- Buscar un Gol (objetivo) o una visión de lo que queremos lograr

4.- Tener un objetivo que realmente nos mueva y que nos ayude a llegar, sobre todo,

a mantenernos.

5.- Hacerlo todos los días, por más de 3 semanas, lo que hará que nuestro cerebro lo fije como un hábito

Detalles importantes

La visualización es fundamental, pues resulta emocionante vivir los beneficios de estar en el camino, en lugar de sentir las cosas como deberes u obligaciones. Hay que saber cuando “jalar” y cuando “empujar”, la visión de tu propósito debe ser muy fuerte para que puedas llegar adonde quieres.

En el siguiente artículo de comparto mi historia sobre cómo logré cumplir una de mis metas (goles) para que tú también puedas alcanzarlas.

Si te gustó este artículo, y crees que es interesante para otra persona, seguramente te va a gustar nuestro programa de affiliates.

Espero contribuir más. Aquí abajo encontrarás más temas relacionados, los cuales puedes consultar aplicando a tu vida algunas de las posibles soluciones que tenemos para ti en particular.

Articulos que te pueden interesar...

Mis 3 pasos para que logres tus propósitos de Año ... ​Cómo alcanzar tus pro​​​​​pósitos de año nuevo¡Hola, chic@s!Soy Mayela de Luna, nutrióloga deportiv...
Cambio de hábitos Cambio de hábitosEn esta sección encontrarás la información que puede interesarte sobre nuestros mal...
Cuida tu piel con vitamina B Vitamina B, el secreto que cuida tu piel¡Hola, chicas!Me alegra mucho que estén leyendo este artícul...
>