¡Cambia tus hábitos, cambia tu vida! Las 3 cosas que debes conocer para lograrlo

¡Cambia tus hábitos, cambia tu vida! Las 3 cosas que debes conocer para lograrlo

 ¿Cómo lograrlo?

¡Me parece genial que estés aquí!

Como te lo he venido platicando, el cambio de hábitos es posible y está al alcance de todos. Se puede lograr porque no nacemos con ellos, los vamos adquiriendo con el paso del tiempo. El ritmo de vida en la actualidad nos ha llevado a desarrollar, por desgracia, prácticas que perjudican tanto nuestro cuerpo, como nuestra mente. 

Entonces, ¿qué es un mal hábito?

Es aquello que no nos beneficia en ningún sentido, estaríamos hablando de una Clase de Acción 3 o 4 prácticamente.

Pero ¿cómo se desarrolla?

En primer lugar, los seres humanos tomamos todas nuestras decisiones bajo un principio: evitar el dolor y lograr el placer.

Entonces, cuando entramos en un estado de malestar, tensión o miedo, lo común es que busquemos placeres instantáneos

Hablemos de un ejemplo: el hábito de tomar bebidas azucaradas.

El refresco tiene un elemento que inmediatamente nos hace sentir felices, el azúcar. Tenemos una sensación refrescante; no sólo en nuestro cuerpo, si no también en nuestra mente ¿es correcto? Pero ¿qué pasa en verdad? ¿Será que necesitamos el azúcar para sentirnos felices? !Claro que no! Lo único que intentamos es cambiar nuestro estado de frustración; es decir, estamos evitando el dolor.

En relación con las 4 Clases de Acciones, te puedo decir que estamos dentro de una Clase 3.

Cambio de hábitos
  • Nos gusta, pero...
  • No es bueno para nosotros.
  • No ayuda a otros (Bueno, ayuda sólo a las compañías refresqueras).
  • No hace algo más grande.

¿Cuáles  y cuántas Necesidades Humanas satisfacemos?

Amor/Conexión: Nos damos un apapacho. Es una recompensa por el estresante día.

Certeza: Sabemos que nos hará sentir bien de inmediato.

Variación: Cambiamos de un estado negativo a uno positivo (momentáneo, claro).

¿Y si lo volvemos parte de la rutina?

 

Hasta aquí todo parece normal: todos nos tomamos un refresquito de vez en cuando ¿no?, el detalle está en si esta actividad es dañina, pero satisface 3 de nuestras necesidades humanas a altos niveles, entonces se convierte en un mal hábito, algo así como una adicción, la cual no es buena para nosotros, no nos da ningún beneficios, ni a nosotros ni a nuestro ambiente y no nos ayuda a algo más grande.

Aquí es donde muchos pensamos que no podremos cambiar, pues llevamos años arrastrando eso que llamamos costumbres.

Ahora que ya te acostumbraste a ese mal hábito, te voy a platicar cómo es posible cambiarlo

Nosotros queremos tener experiencias número1 (hacer cosas que nos gustan, que nos beneficia, que ayudan a otros y que nos llevan a crecer) ¿cierto?, sin embargo, para llegar a ese lugar, tenemos que pasar por las Experiencias número 2 (No nos gustan tanto, son benéficas para nosotros y para otros, además de hacernos crecer).

¿Cómo le hacemos para dar ese paso? Es aquí donde muchos flaquean:

Haciendo de lo que no nos gusta, pero es bueno para nosotros, algo que nos gusta

Pero ¿Cómo lo hacemos?

 PrimeroNo puedes dejar solamente un hábito, lo debes reemplazar por otro ¿por qué? porque al cerebro no le gustan los espacios vacíos.

Segundo: Debemos asociar mucho dolor a esa costumbre negativa. Simulemos que tocamos fondo, como decimos aquí en México. Pensemos en todas las cosas negativas que nos están llevando a ese mal hábito y cómo nos veremos durante 5 o 10 años. La buena noticia es que esto sólo pasa en nuestra mente, pero nuestro cerebro no sabe diferenciar entre la realidad y la visualización.

Por ejemplo: ¿Imagínate qué pasaría si tu hijo o nieto te pidiera que jugaras con él y tú ya no pudieras?

Tercero: Debemos buscar uno que...

  • No tenga efectos secundarios negativos.
  • Satisfaga nuestras necesidades de una mejor manera.
  • Y lo asociamos con un sentimiento de placer; es decir, con la felicidad.

 

Cambia tu manera de pensar

Continuando con el ejemplo anterior:

Podremos jugar con nuestros hijos o nietos, llenos de felicidad y bienestar.

Recuerda


Lo importante es tener una razón para cambiar nuestros hábitos, una que nos motive para modificarlos para siempre, es ahí dónde está el secreto para lograrlo, y no es magia.

¿Que aprendimos hasta ahorita?

1.- Todas nuestras decisiones las basamos en un principio: evitar dolor y lograr placer.

2.- Queremos (necesitamos) cubrir nuestras 6 Necesidades Humanas a altos niveles.

3.- Utilizamos Vehículos que nos llevan a alcanzar nuestras necesidades y están categorizados en 4 Clases.

4.- No podemos solamente eliminar un mal hábito, lo debemos reemplazar con otro, que no pertenezca ni a la Clase 3, ni a la Clase 4.

5.- Necesitamos una motivación real para lograr un cambio seguro y permanente. Si ejecutamos y acondicionamos nuestro cuerpo con esta nueva acción diariamente durante 3 semanas, como mínimo, esta se convertirá en un buen hábito prácticamente para siempre.

Si tenemos claro hasta dónde queremos llegar, y esto lo reforzamos todos los días, seguro llegaremos.

Si te gustó este artículo, y crees que es interesante para otra persona, seguramente te va a gustar nuestro programa de affiliates.

Articulos que te pueden interesar...

Nuestros hábitos ¿Qué es un hábito y cómo se forma?Un día cualquiera te levantas y lo primero que haces es ir al baño...
El estrés, enemigo silencioso de tu tiroides, prin... 10 por ciento de los mexicanos vive con hipotiroidismo subclínico, es decir la glándula funciona por...
Por qué debemos conocer las 6 Necesidades Humanas ... ¿Por qué es tan importante conocer las 6 Necesidades Humanas y las 4 Clases de Acciones para cambiar...
>